Blog

Voluntad y participación para enverdecer nuestro entorno

Viernes, 25 noviembre 2016

Lectura de 8 min.


Después de varios meses de planeación, diálogo y coordinación, la comunidad podrá ver los primeros frutos del Programa de Reforestación de DistritoTec con las primeras brigadas de sembrado de árboles.

Involucrados en
este proyecto:

Para disfrutar de calles arboladas y espacios verdes que le den oxígeno, sombra y un mejor aspecto a nuestro entorno urbano, se necesita de la voluntad y la participación de muchos vecinos, organizaciones y autoridades. Contrario a lo que se pudiera pensar, la colocación de los árboles no es ni el inicio ni la culminación de un programa bien pensado de reforestación, sino que forma parte de un proceso integral, continuo, que además de asegurar la longevidad y éxito del plan, también fortalece los lazos de la comunidad participante.

Conscientes de la necesidad de arborizar las calles dentro de las 452 hectáreas que conforman nuestro polígono, el Consejo de Vecinos de DistritoTec incluyó la reforestación como una de las ocho líneas prioritarias de trabajo de 2016, y para activarla se creó una Comisión de Reforestación encargada de diseñar un amplio programa para ese fin.

El Programa de Reforestación tiene como objetivo conocer y evaluar los árboles ya existentes en el espacio público del DistritoTec, y a partir de esta base de datos poder diseñar, ejecutar y dar seguimiento a un plan de arborización que aumente la cantidad y calidad de árboles en la zona.

La participación de organizaciones y empresas especializadas en el diseño y planes de reforestación, así como el acompañamiento y el apoyo de la iniciativa DistritoTec, ha sido clave para darle rumbo a esta iniciativa vecinal y al programa que consiste en cuatro etapas.

Comenzamos a registrar desde 2013 el patrimonio arbóreo en DistritoTec en la plataforma Bosque Urbano México.

Comenzamos a registrar desde 2013 el patrimonio arbóreo en DistritoTec en la plataforma Bosque Urbano México.

Etapa 1 — Diagnóstico

Sensibilización, inventario de árboles y registro en la plataforma Bosque Urbano México.

El objetivo de esta etapa es conocer el patrimonio arbóreo con el que cuenta la colonia de estudio, así como conocer y definir las especies nativas idóneas para ese entorno urbano.

Para esta etapa se creó una estrategia de colaboración con Bosque Urbano México (BUM), una organización de la sociedad civil que cuenta con experiencia probada en la creación de inventarios de árboles. La plataforma de BUM permite contar con un registro georreferenciado de los árboles, además sirve como un cuantificador de los beneficios ambientales que aportan los árboles a la ciudad.

La ayuda de voluntarios y socioservidores de diferentes proyectos de Servicio Social es crucial para acompañar a los vecinos, quienes desempeñan un rol de guía de la colonia. Esta interacción fortalece los vínculos comunitarios y genera un sentido de corresponsabilidad para cuidar y mantener el patrimonio verde de las colonias.

Etapa 2 — Diseño

Proceso de diseño del Plan Maestro de Arborización.

Con la participación del despacho Ecotono Urbano, una firma mexicana de arquitectura de paisaje y urbanismo que encabeza el arquitecto Oswaldo Zurita, se analizan los datos generados en el diagnóstico e inventariado de la etapa anterior.

Con esta información, Ecotono Urbano procede a proponer las especies de árboles nativos que resultan más adecuados de acuerdo a los criterios de crecimiento del propio árbol, la condición del espacio donde se desea plantar y las características de estado del tiempo en el sitio.

Previo a la entrega y presentación del Plan Maestro de Arborización de las colonias participantes (documento que prepara y entrega Ecotono Urbano gracias al donativo de $68,850 pesos que concedió el Tecnológico de Monterrey a través de DistritoTec), en esta etapa se profundiza la interacción y el cruce de información con vecinos mediante talleres participativos. En ellos se les explica la importancia de seleccionar especies nativas de acuerdo a las condiciones de cada colonia, y se les da una inducción sobre el cuidado y mantenimiento a seguir para garantizar el éxito de la reforestación.

Presentación de Plan Maestro de Arborización — Residencial Florida.

Presentación de Plan Maestro de Arborización — Cerro de la Silla.

Etapa 3 — Implementación

Proceso de sembrado.

En esta etapa se definen en sitio las ubicaciones específicas para el sembrado, tomando en cuenta ubicación de medidores y drenaje, así como distancia entre árboles. Después, se organizan brigadas de sembrado por calle en donde se realizan trabajos de arriates y excavaciones para la colocación de los árboles. De ser necesario, se retiran los árboles en mal estado.

Esta etapa es diseñada en colaboración con la organización Reforestación Extrema que encabeza Cosijoopii Montero, y es ejecutada con ayuda de voluntarios, inciativas como “Sembrando Conciencia” y vecinos.

La labor de voluntariado es importante para acompañar y facilitar el trabajo vecinal previo. El proceso de sembrado fortalece el vínculo entre la comunidad y su patrimonio arbóreo, un acto cívico que le representa no solo beneficios ambientales a la comunidad, también sociales y económicos.

A los vecinos que deciden adoptar un árbol se les entrega una carta para reconocer su esfuerzo:

Estimado vecino,

Gracias por participar en el programa de reforestación de tu colonia.

Adoptar un árbol es una de las muestras más generosas de compromiso con la comunidad. El agua y los cuidados que nos pide este nuevo “vecino” no se comparan con los beneficios que nos otorga. No sólo mejora la calidad del aire que respiramos todos y embellece el paisaje que enmarca nuestro caminar por las calles, sino que hace las veces de un testigo de todas las historias que tejemos en colectivo y a pie de banqueta.

Cada árbol es un espectador de los logros, las amistades y el conjunto de experiencias que hacen de nuestro distrito un lugar vibrante. Dar vida a las calles a través de los árboles es asegurar que, con el paso del tiempo y en el espacio que es esencialmente compartido, sean estos amigos inmóviles los que seguirán contando nuestros anhelos y alegrías.

Es por esto que adoptar un árbol es un compromiso con la historia de vida que construímos como comunidad, porque envuelve en sí mismo la comprensión de que los actos de honesto altruismo son los que nos dignifican más. En cada árbol yace la idea de dejar algo, no solo para nuestros semejantes, pero también para los que vendrán después de nosotros.

Ese es el mensaje que ha entendido la mesa directiva de tu colonia y por lo cual ha decidido empujar con esfuerzo y dedicación el sueño de un distrito verde. Cada árbol adoptado reafirma la apuesta por creer que en la organización, el servicio y el trabajo conjunto es que podemos hacer realidad el futuro que deseamos.

Con esta primera acción se hace claro que juntos podemos hacer de nuestro distrito el lugar donde se viven las grandes ideas. Un sitio de constante evolución y mejora, no sólo porque las personas que lo habitan están llenas de talento y ganas de hacer la diferencia, sino porque están dispuestas a actuar para que así sea.

Por esto y mucho más te queremos dar las gracias y pedirte un gran favor: ayúdanos a enamorar a otros con este sueño; a hacerles ver que es necesario entender la ciudad como un organismo vivo y entendernos en ella, ya no como individuos aislados, sino como una red viva de apoyo, como una verdadera comunidad.

Atentamente, DistritoTec

Etapa 4 — Evaluación y seguimiento

Esta etapa va dirigida al mantenimiento del arbolado urbano y consta de tres tareas:

  1. Capacitación a los vecinos sobre cómo cuidar los árboles que adoptan, así como el marco legal que regula el patrimonio arbóreo.
  2. Inventario de los nuevos árboles en la plataforma BUM.
  3. Seguimiento a través de indicadores que permitan evaluar el cuidado que se da a los árboles y el impacto que generan en la comunidad.

 

1eeu8fm6lrx56iowk29wz6w

Vecinos con Oswaldo Zurita, Director del despacho Ecotono Urbano.

 

El diseño del Programa de Reforestación de DistritoTec se elaboró entre abril y junio de 2016, con el involucramiento inicial de tres colonias: Cerro de la Silla, Residencial Florida y Narvarte. Además de la voluntad y el interés por participar, las tres colonias involucradas cuentan con los requisitos de articulación y madurez institucional para echar a andar un plan de reforestación como éste.

Con el compromiso que mostraron, las tres colonias han procedido a operar las etapas planteadas en el Programa. Cerro de la Silla y Residencial Florida han completado las primeras dos, es por eso que el próximo sábado 26 de noviembre desde las 8:00 a.m. y hasta la 1:00 p.m. se llevará a cabo la primera brigada de sembrado de árboles (55 en total); en el caso de Cerro de la Silla, la brigada trabajará en la calle Cipreses; en Residencial Florida se actuará en la calle Pirineos.

Este proceso es coordinado por Reforestación Extrema con la participación de las mesas directivas de las colonias, Municipio de Monterrey y DistritoTec.

Plan Maestro Maestro de Arborización para Cerro de la Silla.

Plan Maestro de Arborización para Cerro de la Silla.

Plan Maestro de Arborización para Cerro de la Silla.

 

Plan Maestro Maestro de Arborización para Residencial Florida.

Plan Maestro de Arborización para Residencial Florida.

Plan Maestro de Arborización para Residencial Florida.

Plan Maestro de Arborización para Residencial Florida.

Plan Maestro de Arborización para Cerro de la Silla.

Título Planes Maestros de Arborización

Subtítulo Planes Maestros de Arborización

Aquí van detalles extras, no son pies de fotos, se puede utilizar para describir algún tipo de proceso utilizado, dar créditos generales, etc.

Los árboles que se sembrarán forman parte de otro esfuerzo importante de participación y corresponsabilidad entre todos los actores involucrados en el programa. En promedio, el costo total de un árbol asciende a $2,875 pesos, es decir, la sumatoria de los siguientes componentes: entre $600 y $1,300 por el árbol nativo de dos pulgadas de diámetro; $520 del costo de la siembra (incluye materiales y personal); $880 para cubrir la albañilería y los preparativos del sembrado; $175 que cubren el costo del inventario y plan maestro de arborización. El 85% se ha cubierto por donativo de Municipio y DistritoTec, y el 15% es aportación de los vecinos ($400 como cuota de cooperación en modo de “adopta un árbol”).

Se realizó una labor de calle, puerta por puerta, para informar oportunamente a cada unos de los vecinos. Esta actividad presencial se realizó en coordinación con las mesas directivas de las colonias y algunos voluntarios de DistritoTec.

Después de varios meses de planeación, diálogo y coordinación, la comunidad podrá ver los primeros frutos del Programa de Reforestación de DistritoTec. En el transcurso de estos meses hemos presenciado la voluntad y el compromiso que tienen los vecinos por enverdecer sus calles. No se trata de solo estirar la mano y pedir a Municipio que se planten árboles (o, en su defecto, que se retiren aquellos que estén en mal estado), una de las enseñanzas que deja la implementación de un programa como éste es la ardua labor de sensibilización sobre temas medioambientales, un proceso que a su vez ayuda a fortalecer el sentido de comunidad y nos lleva a pensar más en el beneficio colectivo, con la intención de mejorar el entorno urbano en el que vivimos.

SHARE

Más Blog
de Distrito Tec