Noticias

Viven y sienten la herencia neolonesa

lunes, 12 marzo 2018

Lectura de 6 min.


Cientos de personas participaron en las actividades del Día del Patrimonio de Nuevo León que se celebraron en el Campus Monterrey.

Un atractivo y variado programa fue el que se ofreció en el Campus Monterrey durante la quinta edición del Día del Patrimonio de Nuevo León, donde los asistentes tuvieron la oportunidad de valorar sus raíces a través de diversas actividades culturales en las que se reflejó esta rica herencia.

“Al integrarnos a esta celebración del Patrimonio buscamos que los asistentes al Campus Monterrey conocieran la historia que guarda el Tecnológico de Monterrey en sus acervos literarios y en sus obras artísticas y arquitectónicas, como es el mural que realizó González Camarena, que es reconocido a nivel internacional por su belleza y significado.

“Pero además buscamos que descubrieran los proyectos actuales: como son las nuevas intervenciones dentro y fuera del Campus, y eventos en los que se refuerza ese sentimiento de comunidad como Callejero”, dijo Ana Lucía Macias, Directora de Patrimonio Documental del Tec y Líder de la Institución en el Día del Patrimonio de Nuevo León.

La primera de las actividades del programa fue “El tren del patrimonio”, que consistió en un rally dirigido a los niños, quienes acompañados por sus familias recorrieron las instalaciones del Campus y pudieron conocer, de esta divertida forma, el patrimonio cultural con el que cuenta el Tecnológico de Monterrey.

Justo al medio día comenzaron los recorridos por la Biblioteca Cervantina. Algunos de los participantes se adentraron a este preciado espacio para descubrir las joyas históricas que ahí se resguardan como: manuscritos en lenguas indígenas, obras de Cervantes, Sor Juana Inés de la Cruz, libros incunables y valiosas piezas arqueológicas.

“Me parece que este evento es una grandiosa oportunidad para que la comunidad conozca la Cervantina, una de las grandes aportaciones que ha hecho el Tec para cultura norestense, que es proteger este acervo de gran valor del que debemos sentirnos orgullosos”, dijo Marcela Beltrán, directora de la Biblioteca Cervantina.

Cerca de las cuatro de la tarde llegaron al edificio de Rectoría decenas de personas para escuchar y apreciar el espectáculo “Folclore de Nuevo León: Región citrícola, centro y boda sefardita”, que prepararon con tanto esmero los integrantes del grupo Raíces y los alumnos de Prepa Tec.

“Las piezas de la boda son un rescate del folclore para Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila, todos los que en algún momento formaron parte del Nuevo Reino de León, fundado allá por el siglo XVII, periodo en el que llegaron familias de judíos españoles llamados sefarditas, que después de 1492”, explicó Hugo Garza Leal, director de Vinculación y Fomento Cultural de la Dirección de Arte y Cultura.

Para esta sección del espectáculo se contó con la participación del Grupo Buyuchek, fundado por los EXATEC´s Jorge Loayzat y Miguel Cienfuegos, orgullosamente originarios de los municipios de General Terán y Linares, respectivamente, quienes se caracterizan por su estilo de música norteña fusionada con diferentes géneros y culturas.

“Nuestras composiciones involucran influencias musicales orientales, europeas y latinoamericanas, tendemos a hacer música norteña de raíz, pero mezclamos folclor de todo el mundo. Estamos muy contentos de haber participado en este espectáculo con música muy antigua, fue un reto muy padre hacer una adaptación musicalizada con bajo sexto y acordeón para este tipo de canciones”, dijo Loayzat.

 

Además, desde las 5 de la tarde se llevó a cabo Callejero, que para esta edición se unió a la celebración del día del Patrimonio con espectáculos culturales en la avenida Junco de la Vega.

Se realizaron Distritours por las diferentes intervenciones que ha habido en el Campus, donde los participantes pudieron apreciar algunas de las obras de arte urbano recientemente realizadas por artistas nacionales e internacionales, así como los parques de bolsillo nuevos que estaban entre los trayectos.

 

El ballet folclórico de la ciudad de Monterrey  bailó piezas de Nuevo León, hubo diversos grupos de música norteña en la zona de canto libre y se ofrecieron comidas típicas regionales.

A las seis de la tarde se realizó en rectoría un espectáculo romántico de canto acompañado con piano, donde se rindió homenaje a Belisario de Jesús García, coronel del Ejército Mexicano y compositor de alrededor de cien piezas musicales de diferentes géneros, entre ellos el vals y el tango.

El Día del Patrimonio de Nuevo León ofreció a sus participantes una fascinante experiencia sensorial, logrando transmitir ese amor por la herencia cultural que nos identifica y nos une como comunidad.

SHARE

Más Noticias
de Distrito Tec