Blog

Flamencophilia es arte y pasión

Martes, 7 noviembre 2017

Lectura de 5 min.


El estudio y escuela de danza Flamencophilia tiene más de dos años taconeando en la Plaza Mundo Tek, dentro del DistritoTec. Su intención es acercar el arte y la pasión del flamenco a más gente en la ciudad.

Elena Barbosa lleva 15 años practicando en serio la danza flamenca. Después de probar y abandonar otro tipo de actividades más convencionales (como el taekwondo, basquetbol o aeróbics), decidió probar suerte con el flamenco a los 18 años y quedó enamorada.

«Desde que tomé mi primera clase ya no lo dejé», dice Elena. Lo que la atrapó, además del cliché de la pasión (como ella misma lo describe), es que es un arte «muy sincero» al que le puedes «imprimir tu personalidad».

También recuerda que fueron muchos años de preparación y de trabajo para poder escalar dentro de la comunidad de flamenco en la ciudad: primero hay que destacar como alumna en las escuelas de danza, de ahí se convirtió en asistente de los maestros locales y después tomó algunos cursos en España para poder regresar a impartir clases como maestra. Finalmente, luego de casi 13 años de dedicarse de lleno, tomó la decisión de asociarse junto a Marcia Garza para abrir su propio estudio-escuela de danza flamenca en agosto de 2015.

«El flamenco ha tenido un boom en México en los últimos diez años, hay muchas escuelas», explica Elena. Tan sólo en el Área Metropolitana de Monterrey, calcula que hay ocho estudios exclusivos que se dedican a la danza flamenca, casi todos concentrados en el municipio de San Pedro Garza García. «Toda mi vida he vivido en el sur y de las academias a las que asistía, a excepción de la de Sabás Santos Danza Flamenca, tenía que ir a San Pedro», recuerda Elena.

Este escenario se presentó como una oportunidad para ella y su socia: ante la saturación de la oferta del lado sampetrino, decidieron abrir su estudio en la zona del DistritoTec para llevar el flamenco a más gente. «Sentimos que estamos atendiendo a un mercado en donde hay mucho movimiento: la zona de Contry, de la Carretera, gente que vive hacia el noreste también viene a dar con nosotros porque allá no hay academias».

Su escuela y estudio se llama Flamencophilia porque «según Aristóteles, dentro de los tipos de amor, Philia es la amistad que se caracteriza por la benevolencia recíproca. Es el tipo de amor que incluye la amistad y la lealtad hacia la familia, la comunidad, el oficio y/o disciplina». Están ubicados en el Local 9 de la Plaza Mundo Tek, sobre Av. Eugenio Garza Sada 2410. Es un espacio pequeño, pero en donde se desborda la pasión por el flamenco.

Y no nada más imparten clases de danza, la mística de Flamencophilia es que tienen un enfoque integral del arte que les apasiona. Entre otras actividades realizan eventos culturales, talleres, proyecciones e imparten clases de guitarra y percusión flamenca para ampliar la afición. Los tablaos son su evento estrella, pues acondicionan su estudio para ofrecer un espectáculo íntimo de música, danza y convivencia alrededor del flamenco.

«Vale la pena que la gente lo conozca, porque culturalmente el flamenco es muy rico. Tratamos de impulsar el arte, no nada más las clases».

En ese sentido la dinámica de convivencia de la zona DistritoTec les ha ayudado. «Lo que está muy padre de aquí es que estamos ubicados en una zona de profesionistas y estudiantes», reconoce Elena. Al frente de su local está Beerbox, así que no hay excusa para dejar de convivir después de una buena sesión de flamenco. Además de la ubicación, la dinámica que se ha generado en el DistritoTec con nuevos establecimientos locales les ha permitido de manera natural y espontánea comenzar a tejer una red, una especie de «networking cultural». Álvaro Rubio es percusionista y además de dar clases en Flamencophilia a veces toca con su banda de jazz flamenco en Mille Délices, otro de los establecimientos que han sido sede de Godinner en el DistritoTec.

A Elena le gusta decir que en su estudio «se vive el flamenco», como una especie de eslogan informal. Pero la realidad es esa: todo lo hacen en base a la convivencia, por el amor a un arte que les apasiona. Elena Barbosa y Marcia Garza no están solas, en esta aventura flamenca están acompañadas por sus parejas Álvaro Uribe y Raúl Franco, quienes también imparten clase de percusiones y guitarra, respectivamente.

Si tienen la cosquillita de iniciarse en el mundo del flamenco, no duden en contactarlos:

Teléfonos:
044 81 1255 6948

044 81 1413 8350

Correo: info@flamencophilia.com

Facebook:

facebook.com/flamencophilia

SHARE

Más Blog
de Distrito Tec