90% Completado

Este será el nuevo lugar de reflexión y meditación en el Tec

El Tec de Monterrey anunció la creación del Espacio de Reflexión dentro del campus Monterrey, que brindará balance físico, mental y emocional a estudiantes y a la comunidad en general.

Este proyecto, que es una iniciativa del DistritoTec, fue anunciado el 6 de diciembre en una ceremonia en el edificio de Rectoría.

Este espacio estará ubicado en el jardín a un lado de la explanada del Centro de Biotecnología FEMSA y servirá para promover el florecimiento humano, lo cual es parte de la visión 2030 del Tecnológico de Monterrey, manifestó Salvador Alva.

“Nos va permitir poner a la persona al centro para posibilitar un mundo más sostenible, en donde se promueva el bienestar integral en dimensiones física, intelectual, emocional, espiritual y social.”

En este espacio los visitantes tendrán un lugar para reflexionar y encontrarse con uno mismo, olvidarse por un momento de su quehacer diario y vivir uno de introspección, señaló el presidente del Tecnológico de Monterrey.

Buscar el bienestar integral del alumno es uno de los fundamentos del área de Liderazgo y Formación Estudiantil (LiFE), por lo que el nuevo Espacio de Reflexión se suma a esta iniciativa, destacó Bruno Zepeda, vicepresidente de Operaciones de la Institución.

“El bienestar no es únicamente la parte del cuerpo y la mente, sino también del alma. El Espacio de Reflexión es una pieza más en nuestro modelo de formación, un espacio de silencio y reflexión para permitir la introspección y exaltar el espíritu dentro de la universidad. ”



Este es uno de los esfuerzos del Tecnológico por permanecer cercano a la comunidad, ya que será un lugar abierto para todos, señaló José Antonio Torre, director de Urbanismo e Infraestructura y líder del proyecto de DistritoTec.

“Es un espacio que tiene una ubicación muy cercana a la calle. Con esta búsqueda de apertura del Tecnológico, que nos conectamos con la comunidad de una manera franca y clara.”



El Punto Blanco del campus Monterrey ha servido como base para concebir el nuevo lugar, señaló Martha Sañudo, fundadora de este espacio.

“En este espacio que hemos abierto hace casi tres años hemos experimentado los beneficios a los universitarios, profesores y comunidad y general que nos ofrecen estos espacios de silencio y de meditación.” 



La profesora del campus manifestó que los beneficios que ha brindado Punto Blanco a la comunidad, el cual ha tenido alrededor de 5 mil visitantes desde que abrió, son:

  • Un lugar de encuentro profundo.
  • Puntos de encuentro espirituales.
  • Encontrar en el otro una dimensión espiritual.

Además, promueve la meditación, con la cual se puede aprender a controlar la presión arterial y enfocar la mente, y se espera que le nuevo espacio continúe con esta labor.

Diseño innovador

El despacho de arquitectura T.A.X es el encargado de darle forma al proyecto, liderado por Alberto Kalachel cual constará de dos plantas: una para la reflexión personal y otra para el encuentro con la naturaleza.

La arquitectura del espacio rinde un tributo a la honestidad de los materiales, en este caso concreto, y estará cobijado por sombras y luz, por sutiles sonidos y profundos silencios, manifestó Raquel Font, arquitecta que participa en el proyecto.

“El Espacio de Reflexión se concibe desde un inicio como un templo de la naturaleza. Su emplazamiento y dimensiones , perfectamente pensados para enmarcar el Cerro de la Silla, invitan desde su entrada a un recorrido que nos sumerge en una profunda introspección y nos va llevando a una conexión con el cielo, con la luz.”

La inversión es de alrededor de 3 millones de dólares y se recaudó a través de donativos.

Se espera que el espacio esté listo para el inicio del 2020, mientras tanto Punto Blanco, ubicado en el Centro de Congresos, permanecerá abierto.

El nuevo lago de los patos estará ubicado entre el Edificio VII y la Arena Borregos.