Noticias

Rectoría transparente

jueves, 20 febrero 2020

Lectura de 2 min.

Rectoría transparente: Reapertura de nuestros espacios


Desde 1954, la Rectoría del Tecnológico de Monterrey ha sido un símbolo en nuestra institución. Es sede de eventos icónicos, nuevos planteamientos, decisiones y tradiciones. En su fachada se encuentra el famoso mural “El triunfo de la cultura” que nos inspira a mirar hacia el futuro con gratitud hacia el pasado.

Fachada de Rectoría en 1954.

El viernes 14 de febrero celebramos la conclusión de la transformación de los espacios de Rectoría en el TEC Campus Monterrey. El objetivo fue brindarle transparencia para impulsar la colaboración y el encuentro. El edificio responde a una visión en su conjunto y le otorga a cada nivel del edificio un enfoque particular.

Boceto del concepto para Rectoría por el despacho Space.

 

 

“La transformación de espacios en Rectoría no es un proyecto de infraestructura es un proyecto de cultura… Ustedes ven este lugar y notan la magia, hagamos que los espacios tengan vida y que estén de acuerdo a las condiciones del momento y del tiempo.”
Salvador Alva

Desde hace unos años, se trabaja en una remodelación total del edificio para crear un ambiente acorde a la visión y valores del TEC. Las nuevas adecuaciones se diseñaron para brindarle al edificio transparencia, apertura y dinamismo. Así, en donde antes trabajaban 60 colaboradores ahora conviven hasta 970 personas.

La transformación de Rectoría honra el pasado del edificio mientras lo preparara para su futuro.

El diseño arquitectónico de la última fase (piso 2, planta baja y fachada) corrió a cargo del arquitecto y EXATEC Francisco Pulido. La idea central detrás de su intervención fue hacer de Rectoría un espacio más democrático.

 

“Estoy muy contento con los resultados porque es un proyecto abierto a todos y parte de la agenda de diseño fue ver cómo hacemos que se sienta que todos formemos parte de una historia por este edificio”
Francisco González-Pulido.

Después de meses de intenso trabajo en donde cientos de personas colaboraron día y noche, el icónico edificio vuelve a abrir sus puertas y cuenta con los siguientes espacios:

 

El proceso de construcción involucró el trabajo de cientos de personas que hicieron realidad la visión del proyecto.

La terraza en el quinto nivel, un espacio para tomar pausas del trabajo diario y ponerse en contacto con la naturaleza con una impresionante vista al Cerro de la Silla.

La terraza en el quinto nivel, un espacio para tomar pausas del trabajo diario y ponerse en contacto con la naturaleza con una impresionante vista al Cerro de la Silla.

Espacios de trabajo en el cuarto y tercer piso diseñados para la colaboración y el intercambio. Entre ambos ofrecen 290 asientos.

Nivel 4

 

Nivel 3.

Además de los espacios de colaboración, el tercer piso alberga el área con adecuaciones necesarias para proteger y conservar la colección “Miguel de Cervantes Saavedra” que se abrirá en el verano 2020, popularmente conocida como Biblioteca Cervantina.

Biblioteca Cervantina en el tercer nivel.

Además de albergar la Sala Mayor, el segundo piso ahora cuenta con 7 nuevas salas de reunión y espacios abiertos de colaboración e intercambio.

Segundo piso.

Sala Mayor que mantiene su función original de un espacio para conferencias y ponencias. Cuenta con capacidad para 320 personas sentadas, nueva pantalla de alta definición y luminarias LED con tecnología que permite el cambio de temperatura de color.

Sala Mayor.

Rediseño total de la Planta Baja de Rectoría para incluir módulos nuevos para exposiciones, espacios de colaboración y un nuevo foro con capacidad para 7o personas que albergará conferencias, charlas y ponencias.

Planta baja

El Centro de Desarrollo Docente e Innovación Educativa en el sótano, un espacio para la capacitación, colaboración y desarrollo del equipo docente del Tec. Ofrece 128 asientos.

  • Al exterior en la fachada, se reemplazaron los muros ciegos del edificio con cristal laminado estructural ultraclaro para enmarcar los murales interiores y transparentar toda la planta baja así como parte del segundo piso.
  • Cumple con criterios de accesibilidad universal.

Los murales interiores «Microcosmos» y «Macrocosmos» ahora cuentan con mayor visibilidad gracias a los paneles de cristal que reemplazan los muros ciegos anteriores.

 

“Esa visión que se tuvo para el proyecto no quedó sólo como sueño, sino que se concretó, y podemos remontarnos desde Don Eugenio Garza Sada quien tenía esa visión de Institución de calidad y de impacto.” David Garza

La ejecución de la obra fue en parte gracias a la generosa contribución de los miembros del Consejo Directivo del Tecnológico de Monterrey a quienes se les agradeció con una placa conmemorativa dentro del edificio que acompaña a la original del año 1954.

 

Develación de placa para agredecer a los miembros del consejo directivo por su contribución al proyecto.

SHARE

Más Noticias
de Distrito Tec