Blog

Un pedacito de la ciudad que soñamos

lunes, 12 febrero 2018

Lectura de 4 min.


Desde hace algunos meses fue posible ver cambios en la intersección García Roel y Junco de la Vega que buscan que la movilidad y el encuentro de todas las personas.

En el cruce de García Roel y Junco de la Vega se han realizado adecuaciones que permiten imaginar cómo se vería una ciudad con nuevos estándares. El trabajo ha sido arduo y se ha hecho paso a paso con las autoridades competentes para mejorar las condiciones de seguridad de los peatones en esta intersección.

En el lugar es posible notar varios cambios: se ajustaron los radios de giro en las esquinas, se instalaron bolardos, se creó una nueva geometría vial con señalización vertical y horizontal, se prohibió la vuelta a la derecha continua y se reubicaron los semáforos con la intención de que los autos no taparan los caminos de cebra. También se ampliaron las banquetas sobre el espacio que, indebidamente, se usaba de estacionamiento (en la esquina de Residencias y la que está en frente de Arquitectura).

Lo anterior permite que el área de exposición de los peatones al cruzar la calle sea menor, además de que con estas llamadas orejas se evitan carros estacionados en esas zonas transitadas por ciclistas y peatones. Esta es la segunda intersección que se interviene buscando la seguridad peatonal. La primera fue la Rotonda Garza Sada, inaugurada el año pasado, la cual siguió también los lineamientos establecidos por el Programa Parcial de Desarrollo Urbano DistritoTec y se hizo posible gracias a la coordinación con autoridades municipales.

“Había zonas que los automóviles no utilizaban por el radio que requieren para dar la vuelta, esto se analizó y se decidió ampliar las banquetas con unas orejas, que hacen más angosto el espacio de una banqueta a la otra con la finalidad de exponer menos al peatón, además que al reducir estos carriles de estacionamiento incitas a los autos a bajar la velocidad.

“Otro beneficio de las orejas en las esquinas es que garantiza que los autos no se estacionen en las esquinas, obstruyendo el cruce del peatonal. Además, en las rampas se puso señalización vía táctil para que una persona con debilidad visual sepa que está cruzando la calle, y así hacer estos cruces más seguros”, explicó Eduardo Aguilar, quien trabaja en DistritoTec y está encargado de este proyecto.

Con el objetivo de mejorar la imagen urbana algunas de las adecuaciones que se realizaron fueron plantar más árboles, retirar los postes y cables en las esquinas, renovar las luminarias para autos e instalar otras para los peatones en las banquetas.

Además, se reconstruyó la rampa vehicular en Junco de la Vega, renovaron las banquetas existentes y construyó una banqueta en la esquina del Oxxo con el fin de mejorar las condiciones de accesibilidad para todos lo peatones y las condiciones del espacio público entorno al campus.

Parque de Bolsillo

Muchas de las ideas que se planearon para la activación de este parque fueron planteadas por estudiantes de Arquitectura del Campus Monterrey, quienes a través de la Cátedra de Urbanismo organizaron un evento de pre activación y evaluación de la zona, al que invitaron a miembros de la comunidad para en conjunto generar propuestas para este espacio.

Este proceso de pre activación se hizo mediante un ejercicio de urbanismo táctico, en marzo del año pasado, que los alumnos ejecutaron con la asesoría del urbanista norteamericano Mike Lydon.

Para el próximo Parque de Bolsillo que se abrirá en este polígono del Campus se decidió instalar juegos, bancas para uso común, arboles y plantas que embellecieran esta zona, así como tres contenedores que brindarán una serie de servicios, como café y comida, para hacer más placentera la estancia.

También habrá corredor que lo atraviesa rumbo a uno de los accesos del Campus y un pabellón para eventos culturales, el cual tendrá su propia agenda de actividades para incentivar más a la comunidad a aprovechar este espacio.

SHARE

Más Blog
de Distrito Tec